Habitualmente y siempre que sea posible, la persona encargada de limpiar su domicilio será siempre la misma. Consideramos más adecuado que cada trabajador conozca una casa y sepa cómo abordar cada estancia de forma continuada.

No obstante, disponemos de varias personas que pueden rotar, por temas de bajas, vacaciones y otros asuntos. Y cualquiera de ellos le ofrecerán una limpieza profesional y constante.