El primer paso es consultar qué servicios necesitan porque cada tipo de cuidado lleva su precio según sea más o menos especializado. En Bienestar Familiar le asesoramos sobre aquello que necesite realmente o lo que no es tan necesario.

Recuerde que si opta por contratar por su cuenta a un trabajador será responsable de las contribuciones por seguridad social, IRPF y otros trámites legales y laborales.