El coste varia según el tiempo que se precisa -puntual o prolongado-, la especialización de la atención -cuidadores, educadores, psicólogos…-, y el tiempo que precisará -un día, una semana, un mes…

Considere que siempre le va a resultar más cómodo y económico disponer de un servicio de atención y cuidado de niños ofrecido por una empresa especializada con profesionales cualificados. De lo contrario, tendría que contratar por su cuenta a un trabajador y sería responsable de todos los trámites: contribuciones por seguridad social, IRPF, etc.

En Bienestar Familiar nos ocupamos de que el papeleo esté en orden.