Los cuidados para ancianos puntuales o esporádicos son necesarios para situaciones imprevistas como una baja por enfermedad del cuidador habitual o incluso por la necesidad de un descanso para dicho cuidador.

Nos adaptamos a las particularidades de cada caso, ofreciendo así una solución en todo momento. Contamos con servicios para el cuidado de la tercera edad por unas horas, durante unos días a la semana, por un periodo de ausencia debido a un viaje o por trabajo del cuidador habitual.

Sea cual sea el motivo, puede contar con nuestra asistencia y cuidados profesionales de atención a ancianos y personas enfermas.

Sabemos que las situaciones y circunstancias son variadas e imprevisibles, nosotros escuchamos sus necesidades, evaluamos su situación y le proponemos las mejores alternativas para el cuidado puntual de ancianos, dependientes y/o enfermos.

Si precisa de cuidados por más tiempo o de forma habitual diríjase a cuidados larga duración.