Cuidar los pies del anciano es un pilar fundamental de su bienestar

/, Cuidado ancianos/Cuidar los pies del anciano es un pilar fundamental de su bienestar

La patología del pie de las personas mayores es muy amplia, además, pueden padecer varias dolencias al mismo tiempo. Dentro de los Servicios Sanitarios Especializados de Bienestar Familiar contemplamos esta dolencia y contamos con personal especializado que las resuelve.

Cómo no, la prevención es el arma fundamental para luchar contra las dolencias de los mayores en sus pies. Pilares básicos para la prevención son: higiene y desinfección del calzado, cambio diario de medias y calcetines, higiene del pie y acudir al podólogo.

Calzado y calcetines

La higiene de los pies consiste en lavarlos a diario, si puede ser por la noche, para quitar toda la suciedad acumulada en el día. Se debe usar agua templada, jabón neutro y secar muy bien, sobre todo en los espacios interdigitales. A continuación, para evitar la piel seca se debe aplicar una crema que la hidrate.

Respecto al calzado, cada pie requiere un tipo diferente, que va en función de la actividad que se va a realizar.

Es recomendable llevar calzado de pala ancha y alta que nos permita la movilidad de los dedos; y mucho mejor si es de material transpirable. Entre nuestro pie y el calzado debe haber entre medio y un centímetro de espacio. Es mejor comprarnos el calzado por la tarde porque es cuando los pies pueden hincharse, y así compraremos uno que no nos haga daño en cualquier momento del día.

Los calcetines o medias deben ser de algodón, no de fibras sintéticas, que no favorecen la transpiración. Además, los elegiremos con elásticos superiores que no nos compriman. Deben cambiarse a diario como hemos mencionado.

Una buena salud podológica en las personas mayores previene que adopten malas posturas al caminar y por lo tanto, los pies deben cuidarse especialmente para mantener un envejecimiento sano y activo

Cuidado

Cada uno debe observar cómo tiene los pies: si hay irritaciones, úlceras, heridas, si nota dolor… entonces, es necesario consultar al médico para resolverlo antes de que vaya a más. De cualquier forma, es conveniente una revisión periódica de los pies por parte del podólogo.

En el caso de los diabéticos, para mayor seguridad es necesario que el podólogo le corte las uñas.

Contar con una buena salud podológica en los ancianos previene adoptar malas posturas cuando sufren dolores al moverse, y como ya sabemos es fundamental que los mayores se mantengan activos. Tener los pies del mayor cuidados favorece su autonomía y funcionalidad y en Bienestar Familiar tenemos muy en cuenta este factor para su buena salud.

Descubre todos los servicio que Bienestar Familiar te ofrece para el cuidado de ancianos en Valencia.

2018-08-30T08:23:58+00:00
WhatsApp chat